Polémica del alquiler: culpables por error u omisión

Editoriales 22 de abril de 2022 Por Redacción Cerro 21
Las controversias por el pago millonario del alquiler se van incrementando semana tras semana. De la construcción de una Comisión Investigadora a la intervención de la Justicia, las responsabilidades se van multiplicando. ¿Quién o quiénes tienen la culpa de los "errores administrativos" que le cuestan carísimo a los contribuyentes?

Sin-título-1
En los últimos 15 días, todas las noticias locales giran a un único tema: el desembolso millonario realizado por el Municipio para pagar el alquiler de un inmueble que nunca fue utilizado. Las responsabilidades están siendo materia de investigación, pero laculpaestá extendiéndose hacia la cúpula de funcionarios que ocupaban lugares de decisión entre 2018 y 2020, años en que fue celebrado el contrato en cuestión

No es la primera vez que el Municipio se encuentra bajo la lupa por motivos relacionados a desmanejos de fondos, como el caso del “neurocoaching” o es escándalo en la terminal. Pero los “malos cálculos” empiezan a agotar la paciencia de los contribuyentes, que observan cómo - impuesto tras impuesto - su dinero es desechado para cubrir "errores administrativos" en vez de ser utilizados para realizar obras que contribuyan al desarrollo de la ciudad. 

La polémica escaló tanto, que los ediles tuvieron que intervenir al respecto. La primera medida adoptada por el Concejo Deliberante para determinar si hubo alguna violación en el gasto de $3 millones de pesos del municipio, fue conformar una Comisión Investigadora, integrada por todos los espacios. Pero, al encontrar obstáculos y ver que esa vía no avanzaba, los concejales de la oposición optaron por elevar la denuncia al Ministerio Público Fiscal, para que el organismo determine la existencia de algún tipo de delito en dicha erogación. Frente a ello - y luego que Ongarato ampliara responsabilidades a fuerza de declaraciones - la fiscal general, María Bottini, llamó el jueves a Taccetta y Wengier en calidad de testigos, para dar declaraciones del caso.

Repartiendo culpas

Es que, con todos los cañones apuntándolo y desesperado por la polémica, al intendente no le quedó más remedio que intentar repartir culpas. Así, esta semana apuntó contra Alejandro Wengier, que ocupaba funciones en la Secretaría de Obras Públicas en esa época. Es conocido el roce que mantienen los arquitectos desde el año pasado, pero pareciera que Ongarato sólo buscara comprometer a la gente que se haya despegado de su gestión o criticado sus acciones. 

Pero también – y es algo que no causa sorpresa - Ongarato vinculó a Matías Taccetta en el problema. A esta altura, nadie desconoce el protagonismo que tuvo el actual diputado nacional que acompañó al intendente durante 6 años. Y quizás, aquí estén los mayores responsables de este carísimo desliz

Si hay algún responsable “administrativo” durante todo este asunto, es Matías Taccetta. Es inevitablemente responsable porque en su figura estuvo delegada la función política de controlar estos actos en el gobierno. Pero si hay algún culpable, es quien conduce los destinos del Municipio. Con conocimiento o no de la situación, Ongarato fue quien delegó en Taccetta la decisión política y financiera de la gestión. 

Ninguno puede mirar hacia el costado en este tema, pero el intendente debe asumir el compromiso por el que fue electo representante de los esquelenses, aunque hacerse cargo implique - a veces - reponer gastos ineficientes.

Ahora bien. Si la Justicia resuelve que no hay delito alguno, ¿no se trataría - aunque sea - algo más que un mero “error administrativo”? ¿O los contribuyentes deben seguir acostumbrados a que se desperdicie la plata de sus impuestos por la ineficacia de los funcionarios?

Te puede interesar