Se recalienta la interna entre la UCR y el Pro por el polémico alquiler

Editoriales 07 de junio de 2022 Por Redacción Cerro 21
Tras el fallo de la Comisión Investigadora del Concejo Deliberante de Esquel, que responsabilizó a Matías Taccetta por el alquiler del inmueble que nunca fue utilizado, desde el Pro salieron a respaldar al actual diputado denunciado una maniobra política por parte de los ediles y adelantaron que llevarán el caso a la justicia.

asdas
El Municipio de Esquel transita una nueva escalada en la interna entre el Pro y la UCR. Tras la decisión de la Comisión Investigadora del Concejo Deliberante, que responsabilizó al exsecretario de Coordinación y Finanzas, Matías Taccetta, por “incumplimiento de deberes y funciones de su cargo”, desde el Pro salieron a respaldar al diputado y adelantaron que levantarán cargos por “persecución política” contra los responsables de la imputación.

Según trascendidos, con anterioridad al comunicado de la CI, el intendente Sergio Ongarato le había deslizado a Taccetta la posibilidad de que los concejales del bloque oficialista - que responden a la UCR - iban a fallar en su contra. Ese sería el principio de los argumentos que utilizaría el diputado para recurrir a la Justicia. 

La semana pasada, Ongarato y Taccetta realizaron sus descargos correspondientes ante el Concejo Deliberante. Por su parte, el jefe Comunal presentó un escrito en el cual detallaba los pasos administrativos relacionados a la contratación del inmueble. Pero Taccetta decidió enviar un documento que exhibe el pedido rescisión del contrato de locación del inmueble a partir de enero de 2019

720 (1)

En declaraciones posteriores, el diputado argumentó que nunca se pudo avanzar en cancelación del contrato porque los gestores de la propiedad no quisieron firmar la notificación del mismo. Según exhiben las actas, el convenio fue celebrado en su momento entre Ongarato, el exsecretario de Hacienda y la responsable de la firma SGR S.R.L, Grisel Nataine (esposa del escribano Rafael De Bernardi), aunque Taccetta sostiene que la firma que aparece en la documentación no coincide con la suya

En ese funesto juego de responsabilidades, por los actores involucrados, Taccetta entiende que tiene todas las de perder y llevará a la justicia una demanda penal contra los ediles que lo responsabilizaron por el desmanejo de los fondos del municipio. La interna entre el Pro y la UCR se recalienta y avanzar en terreno judicial.  

El respaldo 

images

A través de su cuenta de Twitter, el senador Nacho Torres (actual jefe político de Taccetta), indicó que la resolución de los ediles sólo perseguiría el objetivo de manchar la reputación del funcionario, ya que no se encontraba ejerciendo ningún cargo en el Municipio cuando se realizó el polémico pago y que los responsables del “atropello” deberán rendir cuentas ante la Justicia. 

Recordemos que, en varias entrevistas, Taccetta sostuvo que antes que la resolución de la Comisión Investigadora se hiciera pública, tanto el intendente Sergio Ongarato como la secretaria de Gobierno del Municipio, le habían adelantado cómo fallarían los concejales y que la decisión de los mismos se debía a “una cuestión política”.

El movimiento es simple: luego que el exfuncionario municipal aceptara participar de los comicios de 2021 en la boleta del Pro y que – además – le ganara la interna al intendente, la UCR local le hizo la cruz. Aprovechando la situación y tratando de despegar a Ongarato del escándalo, los concejales del oficialismo (que responden al radicalismo) vieron la oportunidad de devolverle el mal trago y empezaron a desgastar la proyección de una de las figuras que sueña con disputar la intendencia en el próximo turno electoral. 

En ese marco, con “la venia” del Pro, Taccetta presentará un recurso judicial en lo civil comercial, para impugnar el dictamen de la Comisión Investigadora, y otro penal por “abuso de autoridad” e incumplimientos de deberes funcionario público, “por excederse en las facultades que establece la ley de corporaciones municipales", orientado a los que trataron de “manchar” su carrera y buscaron sacar rédito político de la situación. ¿Habrá algún revés judicial para Sergio Ongarato?

Las internas

Las disputas en Juntos por Cambio no sólo se observan a nivel local. Semanas atrás, en medio de la reunión de la mesa nacional del espacio, el Pro y la UCR debatían - a riesgo de ruptura - la incorporación del sector encabezado por el libertario Javier Milei. Y el fin de semana, Mauricio Macri y Gerardo Morales protagonizaron un feroz cruce por las desacertadas palabras expuestas por el expresidente sobre uno de los máximos referentes correligionarios.

En lo provincial, el Pro también debe convivir con el renovado impulso que fue adquiriendo la UCR tras la renovación de autoridades, donde Damián Biss tiene la ambición de ganarle la pulseada a sus socios de alianza, planteando la necesidad de que el radicalismo se transforme en la “columna vertebral” de Juntos por el Cambio y disputarle a Torres la candidatura a la Gobernación. 

En la localidad cordillerana, luego del escandaloso apartamiento de Taccetta en agosto del año pasado, comenzó una etapa de tensiones dentro del Municipio entre quienes respondían a la jefatura del intendente o la del exsecretario de Hacienda. En varias ocasiones, la tensión culminó con la salida de responsables y funcionarios, como la decisión tomada por Alejandro Wengier que - tras los cruces que mantuvo con el intendente - tomó distancia del gobierno y pidió licencia en su cargo al frente del Concejo Deliberante. 

¿Convivencia?

Sin embargo, en el gabinete del Municipio todavía quedan figuras que responden al Pro y a la jefatura de Taccetta, como el secretario de Turismo, Gustavo Simielli, o el secretario de Ambiente, Daniel Hollman, que además es el titular del partido en la localidad. 

CHUBUT

Con la presentación judicial que llevará adelante Taccetta, que posiblemente aumente las tensiones entre el radicalismo y el Pro en la gestión esquelense ¿Ongarato tomará la decisión de apartar a funcionarios que no se sientan representados por su jefatura? ¿O los mantendrá en sus cargos para no profundizar por demás la crisis que atraviesa su debilitada gestión?

La Comisión ¿ya cumplió su objetivo? 

La Comisión Investigadora, integrada por ediles de todos los bloques, debía reunirse para analizar la documentación entregada por Ongarato y Taccetta a modo de descargo. Para ello, habían convocado a una reunión el viernes pasado y este martes. Sin embargo, en ninguna de las dos ocasiones se hicieron presentes los ediles de la oposición. 

En ese marco, la concejal del Bloque Cambiemos y presidente de la UCR local, María Eugenia Estefanía, elevó un escrito al presidente del Concejo Deliberante, Diego Austin, indicándole que debería dar por terminado el proceso de la Comisión ya que habría fracasado su continuidad por la ausencia reiterada de representantes de otros espacios y que restaría esperar los dictámenes de la Justicia y el Tribunal de Cuentas.

Pero los ediles de la oposición explicaron que no se presentaron a las últimas reuniones convocadas por estar en contra de las formas en que se desarrollan los procesos de la Comisión Investigadora. Las ediles María Martínez (Frente Vecinal) y Valeria Saunders (Chubut al Frente) manifestaron que los argumentos de Estefanía sólo demuestran el desconocimiento que tiene sobre la Ley de Corporaciones Municipales y que, según marca la normativa, el próximo paso debería ser la convocatoria a una Sesión Especial donde Ongarato y Taccetta realicen sus descargos de forma presencial ante los concejales. 

Tras haber cumplido su cometido, no sería descabellado pensar que para el oficialismo esquelense la Comisión Investigadora ya no tiene razón de ser. Con haber involucrado a Taccetta en el desmanejo de fondos de las arcas municipales y no empeorar la imagen de Ongarato, el radicalismo tiene el partido hecho. Pero a esta historia todavía le resta conocer a quiénes apuntará el revés judicial del Pro. 

Te puede interesar