Ongarato pedirá ayuda a Provincia y Nación por gastos extraordinarios durante la Ola Polar

Locales 10 de junio de 2022 Por Redacción Cerro 21
El intendente de Esquel señaló que tuvieron gastos extraordinarios durante la ola polar y pedirán colaboración al Gobierno Provincial para compensar los mismos, pero aseguró que no corren riesgos los compromisos del municipio.

327081_crop_20130_slider
El intendente de Esquel, Sergio Ongarato, indicó que el clima generó que el municipio tenga que asistir a muchas familias en los barrios, y estimó que en un mes tuvieron una erogación de $ 6 millones, de los cuales $4 millones fueron adicionales. Esos fondos se aplicaron al repaso de calles, asistencia de vecinos, atención de riesgos puntuales, y estaban elaborando una nota dirigida al Gobierno solicitando un Aporte del Tesoro Provincial para paliar los gastos extraordinarios que se le presentaron a la Municipalidad. Posiblemente viaje para entregar la nota personalmente, y exponer la situación, sin descartar también un pedido a Nación.

Sobre la situación financiera del municipio, Ongarato recordó que se reunió con su Gabinete para analizar los números, y la conclusión fue que por el momento no son necesarias demasiadas compensaciones. “No hacen falta ni una ordenanza ni una readecuación presupuestaria importante”, remarcó. Dejó un mensaje para el SOEME: “No hay de qué preocuparse en este momento, las cuentas municipales están bien para cumplir con salarios y proveedores. Estamos en condiciones y no tenemos ningún problema”. El jefe comunal consignó que las partidas complicadas son repuestos y combustible, por incidencia de la suba de precios en estos rubros, pero que se pueden compensar fácilmente.

Enfatizó que no corren riesgo ni la prestación de los servicios a los vecinos, ni el pago de sueldos al personal de planta y contratados, tal lo acordado en marzo con un aumento que consideró de los más importantes de la provincia. Además, aseguró que cuentan con el fondo anticíclico, por si hiciera falta.

Ongarato ayer con el secretario de Obras Públicas, Herman Torres, recorrió los barrios Estación, Bella Vista y Arco, para observar las consecuencias de las lluvias en las calles de acceso, y encarar el repaso con la dificultad que en parte el suelo está congelado, y por otro lado el impedimento de desplazamiento de la máquina vial, porque los vecinos no retiran los vehículos estacionados.

Habló de los riesgos de instalarse al pie de cerros, como es el caso de barrio Lennart Englund, donde hay riesgo de caída de pesadas piedras sobre casas. “Pero mucha gente se radica allí, cuando se le advierte se enoja, tiran insultos y dicen que eso no va a pasar mañana. Pero es posible que algún día suceda”.

Además del riesgo de derrumbe de rocas en ese populoso barrio, el intendente mencionó un área de Badén, con construcciones en terrenos no adecuados, porque descalzaron parte del cerro, y más arriba se han edificado viviendas. “Piden agua, luz, cloacas, y eso hace que el peligro de deslizamiento aumente mucho, con el agravante que algunos toman lotes por necesidad, y otros con el objetivo de venta posterior”.

Ongarato repasó que en 2016, el IPV planificó la construcción de un plan de 61 viviendas, de las cuales 35 estaban destinadas a erradicación de familias de barrio Lennart Englund, con la condición que se mudaran a esas unidades en barrio Badén, y demolieran las que tenían al pie del cerro. “Pero una sola casa se demolió, y el resto están ocupadas por otras personas”, según puntualizó el jefe comunal.

Fuente: El Jornada

Te puede interesar