Valle Chico: otra mentira y otra estafa a los vecinos del barrio

Locales 07 de julio de 2022 Por Redacción Cerro 21
Tras el incendio que sufrió una familia de Valle Chico por el uso de caloventores en su vivienda, el Municipio de Esquel se había comprometido a asistir a cada familia con tres cilindro de gas por mes, hasta que finalizara el invierno. Esta mañana el intendente les comunicó a los referentes del barrio que no iba a poder cumplir con su promesa.

Onga-Valle
Los vecinos de Valle Chico fueron nuevamente estafados por promesas inconclusas del Municipio de Esquel
. Días atrás, luego del incendio que sufrió una de las viviendas del barrio a causa de una sobrecarga eléctrica derivada del uso de caloventores para calefaccionar el hogar, varios funcionarios se hicieron presentes realizando compromisos, sacando provecho de la tragedia y tratar de quedar bien con la gente

Tal es el caso del diputado nacional Matías Taccetta, que – sin haberlo confirmado – transmitió a los vecinos que había hablado con la titular de Instituto Provincial de la Vivienda (IPV), Ivana Papaianni, asegurando que el organismo iba a suspender el cobro de las cuotas de las viviendas durante los meses de invierno. Hasta la fecha, no hubo novedades ni avances del caso. 

La otra mentira descarada vino por parte de los funcionarios del municipio. En medio de los pedidos de soluciones, algunas representantes de los vecinos se habían apersonado a la intendencia y consiguieron una reunión con el intendente Sergio Ongarato y los secretarios Herman Torres (Obras Públicas) y Nadia Cittanti (Desarrollo Social). Como resultado del encuentro, el mandatario se había comprometido a realizar la entrega de 3 (tres) cilindros de gas por mes, para cada familia, hasta el mes de septiembre, con el fin de evitar que las familias utilicen la energía eléctrica para calefaccionar sus hogares. Hace pocas horas, ese compromiso se cayó.

A las palabras se las lleva el viento

Esta mañana, una de las representantes expresó la indignación que generó a los vecinos enterarse que el intendente había incumplido su promesa. En una radio local, señaló que se sintieron “manoseados” por la mentira de Ongarato y que, si no le daban los números, “no se tendría que haber comprometido”. “Lo tomamos como un manoseo a la dignidad de familias”, se despachó.  

Las familias de Valle Chico recibieron sus terrenos sin tener garantizados los servicios básicos, como la iluminación de calles, agua potable y conexión de gas. Al respecto, una de las referentes del barrio apuntó que “no hay presupuesto que aguante tanta carencia”. 

A su vez, también se refirió al compromiso asumido por otro funcionario en los momentos apremiantes que vivieron semanas atrás. “Taccetta dijo que no nos iban a cobrar las viviendas hasta septiembre” y que “como es un funcionario público se supone que no tiene que estar mintiendo”. “Es un manoseo porque todos los vecinos estaban atentos a eso”, enfatizó la representante.

Gestiones en el Concejo Deliberante

En la entrevista radial, la referente también comentó que con un grupo de vecinos se habían reunido con el concejal Hernán Alonso, para ver la posibilidad de que el Concejo Deliberante pueda intervenir en la asignación de recursos del presupuesto del Municipio y redirigir algunas partidas hacia Desarrollo Social para que puedan ser financiados los cilindros de gas prometidos por Ongarato. 

En ese sentido, señaló que las familias están consumiendo cerca de 1 (un) tubo cada diez días por el gasto que les demanda mantener la calefacción encendida durante todo el día. “Por más que tengamos trabajo, no hay bolsillo que aguante”, explicó al respecto.

Además, adelantó que iban a realizar un relevamiento de todas las necesidades que tienen en el barrio para elevarlo al Concejo Deliberante y “luchar por los derechos de las 108 familias”. El objetivo, señala la vecina, es buscar la compensación de la partida para que se puedan “cubrir, al menos estos tres meses, el compromiso que había asumido el intendente”. 

Te puede interesar