El reacomodamiento político en Esquel

Editoriales 03 de agosto de 2022 Por Redacción Cerro 21
Empezaron a delinearse los espacios que competirán por la Jefatura Municipal en 2023 en la localidad cordillerana. El Pro busca posicionarse, incorporando incluso figuras y exfuncionarios del peronismo. Mientras que el PJ esquelense reflota la posibilidad de una nueva candidatura de Rafael Williams. El radicalismo intenta superar el desgaste de la interna cambiemita y necesita encontrar el reemplazante de Ongarato.

Edit
En las últimas semanas hay mayores certezas sobre los espacios y fuerzas políticas que intentarán disputar la Jefatura Municipal de Esquel en 2023. Tanto el Pro como el PJ van construyendo sus alianzas. Mientras que el radicalismo, que continúa golpeado por las tensiones de la gestión local, aún no logra encontrar un candidato para tratar de retener el municipio en sus manos.   

El espacio encabezado por el diputado nacional Matías Taccetta, empezó a revelar algunos nombres que forman parte de su armado. Esa alianza no sólo tendría figuras pertenecientes al radicalismo, como los concejales Diego Austin y Karina Otero; o del Pro, como exsecretario de Ambiente, Daniel Hollman; sino que incluiría a dirigentes referenciados con el peronismo, como el contador Juan Martín Sandoval, e incluso a exfuncionarios de la gestión peronista de Rafael Williams. 

Ese “gran frente”, por lo que se observa, más que un armado para competir por la Intendencia bajo el sello del Pro, se trata de una alianza que incluso disputaría por fuera de la interna de Juntos por el Cambio. No es casualidad que cada vez se escuchan más rumores sobre la conformación de un nuevo partido a nivel local, que tendría a Taccetta como uno de sus principales promotores.

Por su parte, el PJ esquelense viene tejiendo por lo bajo una coalición que le permita mejorar sus últimas performances y llegar con un armado fuerte y competitivo el próximo año. En ese marco, empezó a delinearse una alianza en la que estaría presente el diputado provincial, Rafael Williams, y la concejal de “Chubut al Frente”, Valeria Saunders

En sus declaraciones públicas, Williams nunca descartó la posibilidad de volver a presentarse como candidato a intendente. El “ni si, ni no” es recurrente cada vez que es consultado por la posibilidad y - ante las enormes falencias y problemas que viene acumulando la gestión de Ongarato - tiene a favor el recuerdo positivo de la gente sobre su paso por el Ejecutivo Municipal. Si el múltiple exintendente decidiera avanzar, no habría dudas de que el peronismo local se encolumnaría detrás de su candidatura

Mientras tanto, la UCR todavía no logra sobreponerse del desgaste que le significó la enorme interna vivió la gestión local con los sectores vinculados al Pro. No fue gratuito el raid mediático de “Nacho” Torres y Taccetta posterior a la desvinculación del presidente local del Pro, Daniel Hollman, quien denunció la persecución política de sectores del radicalismo y apuntó contra Ongarato por no “hacerse cargo de sus decisiones”. Y, esta semana, el secretario de Turismo, Gustavo Simieli, en un reportaje realizado por FM Del Lago, responsabilizó al intendente por la pérdida de diálogo con los representantes de Aerolíneas Argentinas a raíz de una nota elevada a la empresa para requerirle vuelos directos entre Esquel y la ciudad de Córdoba.

Pero, asimismo, la gestión local tampoco encuentra la forma de resolver las mínimas demandas que le elevan a diario los vecinos de la ciudad o problemas derivados de algunos reclamos, como la manifestación de los operadores forestales que bloquean la salida de los vehículos y maquinarias del Área de Servicios del Municipio, dejando a los ciudadanos sin servicio de recolección de residuos. 

Con los reordenamientos que se están produciendo en todos los espacios, el radicalismo debería ir construyendo un proyecto y una figura de su propio seno, que pueda reemplazar al intendente Sergio Ongarato. De lo contrario, los correligionarios deberán asumir que las posibilidades de retener el municipio bajo su mando van disminuyendo cada vez más.   

Te puede interesar