El polémico gasto del Municipio que también golpea a la concesionaria de La Hoya

Editoriales 17 de agosto de 2022 Por Redacción Cerro 21
Los $144 mil pesos destinados por el Municipio al pago de la merienda y la cena del contingente de turistas que habían quedados varados en La Hoya, volvió a encender el debate sobre el manejo de los recursos públicos que realiza gestión de Ongarato. Pero además, surgió una nueva polémica ¿la empresa concesionaria debería hacerse responsable de ese gasto? La concesión empieza a estar en la mira de varios actores.

Sin-título-1
Una nueva polémica por el uso de los recursos del Municipio envuelve a la gestión de Ongarato. En las últimas horas se conoció que la Secretaría de Hacienda autorizó la erogación de $144 mil pesos para el pago de la merienda y la cena de los 36 turistas que quedaron varados en La Hoya en medio del temporal de nieve que afectó a la localidad el pasado 22 de julio.

El debate sobre la forma en que el Gobierno Municipal descuida los recursos públicos está en agenda desde hace un buen tiempo. Solo recordar el ruido que generó en la sociedad el desembolso de los cerca de $3 millones por el pago de un alquiler que nunca fue utilizado que - dicho y sea de paso - aún no hay novedades judiciales al respecto. 

En ese marco se desenvuelve este nuevo gasto de los recursos de los esquelenses: en donde algunos observan un gesto del Municipio para con los turistas, otros ven el despilfarro de dinero del cual debería haberse hecho cargo el propio contingente o la empresa encargada del Centro de Esquí.

Pero, además, respecto a esto último, la empresa concesionaria del Centro de Esquí también empieza a ser discutida. Por el mal trago que pasaron los visitantes durante esa jornada, algunos vecinos, funcionarios municipales y provinciales empezaron a sentar el debate sobre el déficit del servicio que ofrecen en La Hoya, donde la brecha entre inversiones realizadas y el canon que paga por la explotación del servicio empieza a ser cuestionada.

El surgimiento del debate

Al hacerse público el último Boletín Oficial, varias personas se hicieron eco de la polémica erogación. Bajo la resolución N°1623/22, se observa que el Municipio autorizó el pago de $144 mil pesos al Club Slalom de Esquel, en concepto del catering (merienda y cena) ofrecido los 36 turistas quedado varados cuando descendían de La Hoya, por las intensas nevadas que no les permitía bajar del Centro de Esquí. 

La noticia no fue pasada por alto y esta mañana recorrió varios medios informativos de la ciudad, donde más de alguno esperaba ansioso la respuesta oficial.

De la versión oficial de la polémica 

Con la polémica girando, en FM Del Lago, el secretario de Turismo, Gustavo Simieli, aclaró la situación y defendió la medida adoptada por el Municipio. El funcionario señaló que debe responder por las personas con las que trabaja y que la actitud realizada por el “Club Slalom” fue una solución rápida ante los problemas que tenían las personas que habían quedado varadas. 

Además, Simili expuso que tampoco fue un compromiso contraído con la empresa, sino que, al enterarse que el Club tuvo problemas en la chimenea, había decido devolverles el favor con el pago del servicio prestado en dicha contingencia. “Había que actuar rápido ante un problema como contener los turistas, como lo hizo el club Slalom”, indico el funcionario.

Pero otra de las aristas del debate también fue abordada por Simieli. Sin meterse de lleno, el secretario de Turismo trajo en escena cierta responsabilidad de la empresa que explota el Centro de Esquí. “Habrá que analizar si hay que hacerle el reclamo a la concesionaria”, puntualizó Simieli, dejando entrever que la empresa se habría desligado de la situación que atravesaron los turistas y que, de cierto modo, golpeó al sector turístico de la localidad.

A la polémica de la concesión

El abandono que sufrieron los turistas reavivó el debate sobre la concesión del Centro de Actividades de Montaña (CAM) La Hoya, la cual se encuentra bajo el control de la firma Don Otto – Vía Bariloche, y donde el actual gerente, Nicolás Herrera, no emitió ninguna declaración pública al respecto. 

Días atrás, algunos legisladores provinciales empezaron a expresarse al respecto, como la diputada Zulema Anden que, en el medio del debate sobre un espurio proyecto que se trataba la Comisión de Turismo para “readecuar el canon” de la empresa, denunció los escasos controles del Estado en la concesión, señalando que han funcionado de forma poco clara y pidió la realización de una auditoría externa.

Además, Andén manifestó que le genera incertidumbre “la forma en que se está explotando y el servicio que está dando el concesionario, quien fue cuestionado desde un comienzo, cuando se concedió a esta empresa toda la explotación del complejo turístico”.

Respecto a ello, el histórico encargado de La Hoya, Diego Alonso, se refirió al caso y criticó a la actual empresa concesionaria y a la Unidad Ejecutora – ente que suplió a la Comisión de Fomento (CorFo) y es encargada de supervisar el servicio brindado por la prestataria - porque no se analizó minuciosamente las inversiones que debía realizar la empresa Don Otto – Via Bariloche. 

Alonso, quién fue responsable del Centro de Esquí en la etapa previa a la privatización, señaló a que le da “bronca lo que han hecho porque el Cerro venía funcionando bastante bien" y expuso que “la actual empresa llevó cinco veedores que revisaron los medios y la infraestructura y firmaron que recibieron todo en acuerdo con eso y el canon".

A su vez, el concejal del bloque “Por Esquel”, Hernán Alonso, también se manifestó sobre las falencias en los servicios que ofrece La Hoya y en los últimos días presentó un proyecto para crear un ente de control, integrado por el Estado provincial y municipal. El edil indicó que tanto los turistas como los vecinos que acuden al Centro de Esquí le han transmitido su descontento por el estado de las pistas, los medios de elevación, la escasa accesibilidad y la deplorable situación en la que se encuentra el estacionamiento, así como también observa la nula vinculación de la concesionaria con clubes de esquí, que cumplen un rol fundamental en la formación deportiva de los jóvenes de la localidad.

Asimismo, otro de los concejales de Esquel, Osvaldo Salinas, del “Frente Vecinal”, se expidió sobre el gasto realizado por el Municipio y apuntó contra la empresa concesionaria. “Hay una empresa privada en La Hoya y debería ocuparse. Si el municipio pagó por los turistas varados debería exigirle a la empresa que le devuelva el dinero”, declaró en edil en diálogo con FM Del Lago.

Sin respuesta

Hasta el momento, la gerencia del Centro de Esquí (a cargo de Nicolás Herrera) no se ha expedido sobre la polémica. Por el lio en el que se vio envuelto, desde el Municipio - al hacerse cargo de la asistencia al contingente de turistas - lo mínimo que se espera es que la empresa tenga el gesto de devolver el dinero gastado que, al fin de cuentas, sale del bolsillo de los contribuyentes de la ciudad. 

Las críticas a la gestión de Don Otto al frente de la CAM La Hoya van tomando volumen y cada vez más sectores empiezan a cuestionar la eficiencia del servicio de la prestataria. Es más, en medio de los pedidos de auditar la concesión, parece insólito que no se pueda conocer públicamente cuál es el pliego firmado por la concesionaria, para analizar detenidamente qué obligaciones, servicios e inversiones debería cumplir la empresa. 

En una ciudad que apunta a que uno de sus pilares económicos provenga del sector turístico, que la encargada de uno de los máximos atractivos de la temporada invernal no se haga responsable de la asistencia de sus usuarios deja mucho que desear. 

Te puede interesar