¿Tragarse el sapo? El llamado Luque para que Arcioni se sume al armado del peronismo

Editoriales 24 de agosto de 2022 Por Redacción Cerro 21
El encuentro entre los comodorenses sirvió para recomponer la relación. Luque reconoce que Arcioni tiene que ser parte del armado del peronismo de cara a 2023 e intenta seducirlo con la idea de adelantar las elecciones. La UCR y el impulso de la candidatura de Massoni en Trelew anuncia la interna en Juntos por el Cambio. Los pilares del Pro. Taccetta abocado al gran frente vecinal. La polémica del Turismo en Esquel.

PJFR
Como lo mencionamos, la relación entre el Arcioni, Luque y Sastre no venía atravesando su mejor momento. La desconfianza presente en el vínculo tuvo un punto álgido semanas atrás, con la silbatina que sufrió el gobernador en medio del aniversario de la Ciudad del Golfo, que casi implosionó “el acuerdo” entre las figuras. Sin embargo, tras varias semanas sin contacto, el intendente de Comodoro Rivadavia le pidió una reunión bilateral de carácter político al mandatario provincial, para tratar de recomponer la relación y empezar a debatir algunos puntos claves para el armado del peronismo.  

Al parecer, por su aspiración de encabezar la fórmula en 2023, Luque - el mayor interesado de que el “gran acuerdo” funcione - empieza a comprender que Arcioni no sólo es una pieza clave para fijar el cómo y el cuándo de las elecciones.

Desde la llegada de Sergio Massa al Ejecutivo Nacional, tanto el gobernador como los espacios políticos en los que participa (llámese ChuSoTo en la provincia o Frente Renovador a nivel nacional) empezaron a ser fuerzas gravitantes para el desarrollo de la estrategia política y electoral del Frente de Todos en territorio chubutense. Nadie puede pensar que el armado local experimente la conformación de un frente que no contenga a todas las fuerzas que componen la alianza del gobierno nacional, donde Arcioni es la representación de Massa en la provincia.    

Pero, además, en un escenario cada vez más complicado y un armado disperso y debilitado que no da señales de fortaleza, Luque sabe que no le sobra nada y que – en estos momentos - nadie es prescindible. En ese sentido, por más que el ChuSoTo haya quedado relegado en las elecciones intermedias del año pasado, no son nada deleznables los votos que dicha fuerza pueda garantizar.   

Para llegar con alguna chance real en las próximas elecciones, para Luque es urgente tratar de ampliar “los consensos”. En ese sentido, las últimas declaraciones del comodorense son reveladoras y muestran esta nueva faceta aperturista, impulsando la constitución de un “amplio frente” que contenga a todo el peronismo, más allá de las diferencias.

“Tenemos que dejar de perder el tiempo en pavadas” y “mientras más nos pongamos de acuerdo, mejores soluciones le vamos a dar a la gente”, indicó el futuro aspirante al sillón de Fontana 50.

Desdoblamiento si, desdoblamiento no

A puertas cerradas, en el encuentro que mantuvieron los comodorenses el martes pasado volvió a estar sobre la mesa un tema que inquieta - por demás - a uno de los presentes.  Según trascendió, la charla transcurrió en buenos en términos y limaron alguna que otra aspereza, pero, en el intercambio, Luque insistió nuevamente con la necesidad de que se adelanten las elecciones en la provincia.

La postura de Arcioni es conocida: aunque esté convencido de que no hay que desdoblar, juega con la lapicera y espera a que el panorama político se aclare. Como lo expresamos en reiteradas ocasiones, el actual mandatario buscaría colar una diputación nacional en los próximos comicios y no dejaría librado al azar el acompañamiento “panperonista” en un escenario de desdoblamiento.

Asimismo, si el “Plan Massa” llega a tener resultados económicos positivos en el corto plazo, el gobernador no tendría reparos para plegar las elecciones provinciales con las nacionales para acompañar a su “amigo” y jefe político en la aventura presidencialista. En estos momentos, el tiempo es un elemento que todavía tiene a su favor y juega con ello.

Pero Arcioni no es el único actor que comparte que los comicios en Chubut se deben realizar en la misma fecha que las nacionales. Por el lado del peronismo, tanto el senador Carlos Linares como el diputado Santiago Igon se manifestaron a favor de ello; y desde el sector cambiemita, tanto el senador Nacho Torres como el intendente Damián Biss sostienen la voluntad de emparejarlas. Obviamente, las motivaciones son disimiles: mientras que los “compañeros” entienden que hay una obligación de acompañar al gobierno nacional, los “cambiemitas” piensan con una baja performance del FdT a nivel nacional y el arrastre que podrían lograr en la provincia los candidatos del Juntos por el Cambio.

Pero en ese escenario ¿cómo podría leerse la posición de Luque, que también es compartida por Ricardo Sastre y otras figuras del justicialismo? Quizá, bajo el argumento de “no contaminar” la votación local con la “grieta” nacional, se disfraza una apuesta negativa sobre el posible desenlace de las elecciones nacionales y se pretende preservar el territorio propio. A pura especulación.

La vuelta del “correligionario”

Después del ruido generado por el nombramiento del exministro de Seguridad, Federico Massoni, como asesor del Bloque de la UCR en la Legislatura chubutense, dirigentes provinciales del radicalismo organizaron un encuentro en Trelew para posicionarlo como candidato del espacio para disputar la intendencia en el “Pueblo de Luis”.

Federico-Massoni-presentado-por-la-UCR-en-Trelew

El argumento esgrimido para “construir” a Massoni en una figura digerible para los correligionarios, fue rescatar su pasado radical. Pero en ese intento, también se encuentra la búsqueda del presidente provincial del partido, Damián Biss, de utilizar la instalación del exfuncionario y el posicionamiento extremo que tuvo sobre uno de los mayores problemas que atraviesan los vecinos de la localidad, como herramienta electoral para empezar a disputar fuerte dentro de la alianza de Juntos por el Cambio con el Pro.

Las diferencias entre Biss con el titular provincial del partido amarillo, Nacho Torres, empiezan a ser más evidentes. Y en las últimas horas, el intendente de Rawson volvió a exponer que “el radicalismo está preparado para ser Gobierno Provincial en el 2023”. Es que con la renovada vocación de poder que adquirió el radicalismo luego de la última renovación de autoridades, la UCR entiende que debe recuperar el terreno perdido ante sus socios de alianza. La candidatura de Massoni en Trelew sería apuntada en dicho sentido: en una localidad con varios candidatos de JxC alineados con el Pro y con escasa penetración en la población, el exministro de seguridad irrumpiría como una de las figuras más competitivas dentro del espacio.

¿A las PASO?

Pero si hay algo que al Pro no le causa problemas es medirse en las urnas con el radicalismo. Los resultados de la interna del año pasado reflejan que el partido amarillo tiene espalda para disputar con los correligionarios y así lo piensa el propio Nacho Torres. Buscando “mantener la coherencia dentro del espacio”, solapadamente, mandó un mensaje a la UCR señalando que el resto de los candidatos de Juntos por el Cambio – 4 en total, incluidos algunos de extracción radical - conformarán una lista en unidad para enfrentarse en la interna con Massoni.

La conformación de listas propias, al parecer, es un escenario que se repetirá en la mayor parte de la provincia. Así lo señaló Biss y así lo hará Torres. Pero ¿qué pasa si se decide suspender en Chubut las “abiertas, simultaneas y obligatorias” y se cambia a un modelo de “interna partidaria” a la vieja usanza? Aquí, seguramente, el “aparato” ocupará un rol decisivo.

Los tres pilares

Hace tiempo que las bases del Pro en Chubut se asientan en tres actores fundamentales: Nacho Torres, como la cara más visible y la apuesta nacional del partido amarillo en la provincia; Ana Clara Romero, que busca instalarse como la figura de la oposición y posible candidata a la intendencia de Comodoro Rivadavia; y Matías Taccetta, con un alto grado de conocimiento en Esquel y – de seguro – postulante a la intendencia en la localidad.

A los dos primeros – Torres y Romero – pudo vérselos en las últimas semanas en las redes sociales participando de algunas actividades políticas en conjunto, como el encuentro que tuvieron la semana pasada con el secretario general del sindicato de petroleros, Jorge “Loma” Ávila, donde también estuvo presente Horacio Rodríguez Larreta.

1

¿Y Taccetta? Las últimas apariciones públicas del diputado nacional fueron a través de los medios de comunicación y en los cuales se refirió a la conformación del armado en la ciudad cordillerana. Al parecer, estaría abocado de lleno del anunciado “gran frente vecinal”.

Desde aquella interna de 2021 con su “jefe” Sergio Ongarato, se sabe que la relación con un gran sector del radicalismo local no era de las mejores. Y luego del accionar de los concejales del oficialismo que lo responsabilizaron del millonario pago del alquiler que nunca fue utilizado, sumado al apartamiento de Daniel Hollman (titular del partido amarillo) del Ejecutivo Municipal, todo parecía indicar que las diferencias con esa fracción de la UCR eran irreconciliables.

720

Sin embargo, Taccetta empezó a dar indicios de recomposición y no descartó la posibilidad de que se logre arribar a una lista en unidad con sus socios de alianza cambiemita. Asimismo, también es cierto que el diputado nacional viene trabajando en la conformación del “amplio frente vecinal” (con cada vez más rumor de partido) integrado por actores de los más diversos sectores, incluyendo el radicalismo, el pro, “independientes” y hasta peronistas.

Esquel y la polémica con el Turismo 

Preocupados por los números y los problemas que atravesaron los operadores turísticos de la zona a raíz de las cancelaciones, temporales y otras adversidades, se dio la reunión del Ente Mixto de Turismo, para tratar de encontrar una solución a los problemas que afectan al sector. Sin embargo, un encuentro que debería servir para planificar nuevas acciones y medidas que colaboren a potenciar la actividad turística en la ciudad se mostró con escasa convocatoria.

turismo-2-696x392

En plena temporada invernal, el impacto del turismo en la economía de la ciudad apenas se sintió. Desde operadores hasta dueños de hoteles, cabañas y alojamientos han manifestado su desconcierto ante la baja concurrencia de turistas. Otros, por la sumatoria de eventos que afectaron de manera negativa el arribo de visitantes, expresan públicamente que existe una decisión de “más arriba” para perjudicar la actividad turística en la localidad. Lo cierto es que fue una temporada atípica, que arrojó números que no conforman a los empresarios del rubro.

En ese marco, algunos operadores empiezan a apuntar contra el secretario de Turismo de Esquel, Gustavo Simieli, tratando de encontrar respuestas ante una mala temporada. ¿Qué acciones y medidas se están pensando desde el área del Municipio para remontar los números en la próxima temporada?  

Te puede interesar