La persecución a CFK unió al peronismo chubutense

Editoriales 27 de agosto de 2022 Por Redacción Cerro 21
El pedido de prisión a CFK generó un movimiento unitario del peronismo a nivel nacional. Chubut no fue ajeno a ello y en Esquel logró la confluencia de varios referentes del peronismo local como hace tiempo no se observaba. Per también, esa definición del justicialismo de defensa a la vicepresidenta produjo ruido en los posicionamiento personales de actores políticos de la ciudad.

Sin-título-3
Los alegatos finales de los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola sobre la “Causa Vialidad”, generaron una gran respuesta del peronismo a nivel nacional.
El lunes pasado, tras el pedido de 12 años de prisión y la inhibición de ocupar cargos públicos de por vida, el peronismo cerró filas en defensa de Cristina Fernández de Kirchner, al observar en ese movimiento un acto de hostigamiento, persecución e intento de proscripción a una de las máximas referentes políticas del espacio.

Chubut no fue ajeno a ese movimiento. Pese a la tensiones y discusiones que atraviesa el espacio, la figura de CFK y el ataque sufrido en el último tiempo por parte de jueces, fiscales y medios de comunicación, operó como un elemento aglutinador e hizo posible la unidad del peronismo en la provincia. Así se pudieron ver reuniones y posicionamientos irrestrictos de los Consejos de Localidad del PJ, jefes Municipales, concejales y espacios políticos de distinta pertenencia, movilizados por la persecución judicial contra la vicepresidenta.

La unidad del peronismo esquelense

En Esquel hubo una “amplia” convocatoria de espacios y referentes políticos que concurrieron el martes pasado al Ateneo Néstor Kirchner para apoyar a CFK. En las fotos que trascendieron en las redes sociales, pudo observarse la presencia de los exintendentes Rafael Williams y Daniel Diaz, al diputado nacional Santiago Igon, al diputado provincial Carlos Mantegna, junto a decenas de vecinos y militantes que se congregaron en el local de Don Bosco y Roca para organizar acciones en defensa de la vicepresidenta, finalizando el encuentro con cánticos y una gran foto con todos los presentes detrás de una bandera con la leyenda: Todos con Cristina.

299485491_602354401463135_6114688091756148105_n

Hace tiempo que en la ciudad cordillerana no se producía la confluencia de tantos exponentes del peronismo local unidos bajo una misma posición. Tal vez, los encuentros en se los ha podido ver juntos haya sido en la previa de las elecciones del año pasado, pero siempre dentro de un carácter organizativo. 

Por ello, esa foto de “unidad” puede tener una potencia inusitada: dicha imagen podría significar una vuelta de página en los movimientos que se registraban en el peronismo esquelense. No sería la primera vez que, en medio de la persecución de sus dirigentes, el “gran movimiento justicialista” demuestre que “la unidad de concepción” se impone más allá de cualquier diferencia coyuntural.

Por razones personales

Sin embargo, el movimiento de defensa hacia la vicepresidenta también tuvo efecto en los posicionamientos personales de algunos actores de la política local. Tal es el caso del pedido de licencia presentado por el concejal Matías Peláez (PJ), por negarse a acompañar el documento del Partido Justicialista. Según expuso el edil, la decisión había sido consensuada con las autoridades del partido dado que – por motivos personales – dispuso no manifestarse públicamente sobre el caso.

matias-pelaez-web

Habría que observar qué sucede con la salida de Peláez del Concejo Deliberante en los próximos días. En la última sesión ordinaria, los concejales de Juntos por el Cambio y Hernán Alonso (Por Esquel), rechazaron el pedido de licencia del edil. Si bien las razones nunca fueron expuestas, por las declaraciones realizadas a la prensa, el oficialismo local juega políticamente con la decisión de Peláez y salieron a respaldar su “libertad de pensamiento”.

Otros casos que llamaron la atención, fue la ausencia de algunos actores en la convocatoria abierta del peronismo del martes pasado, como la concejal Valeria Saunders y el excandidato a diputado por el FdT, Rafael De Bernardi, quienes se reivindican cercanos y adherentes al espacio.

En el caso de la edil, días atrás había expresado en FM Del Lago que no se posicionaría sobre el actuar de la justicia porque cree en la “independencia de poderes”. Por su parte, el escribano hace tiempo parece estar esquivo a las actividades políticas en público, aunque siempre sostuvo que el “es más de Néstor que de Cristina”.

Te puede interesar