Nervios y discusión en los equipos de campaña

Editoriales 01 de diciembre de 2022 Por Redacción Cerro 21
La discusión del peronismo, se habría trasladado al interior de los equipos de campaña. Entre gritos y amenazas, el sector de Maderna debate quién es el candidato más potable. Castillo intenta posicionarse. En el equipo de Mac Karthy hay problemas por el estancamiento de la campaña y la falta de recursos. En el Bunker "K" prevalece el silencio y algunos datos mostrarían que se estaría revirtiendo el desconocimiento. Se habría producido una "tensa" discusión vinculado a "acuerdos" para sumar sectores.

989898
Mientras el polémico candidato de la UCR, Federico Massoni, se perfila como la figura que cosecharía la mayor intención de votos, la pelea dentro del peronismo va tomando temperatura y no parece tener solución. Esa lucha intestina también se ha trasladado al interior de los equipos de campaña, donde la falta de recursos y los desacuerdos van generando varios roces y enfrentamientos entre algunos de los principales postulantes a suceder a Adrián Maderna al frente de la jefatura local.

Sin definición

Dentro del sector que conduce el intendente trelewense, la disputa entre los candidatos se va tensando en medio de gritos y amenazas. Es que el madernismo todavía no termina de definir quién es “el o la” aspirante más potable para encabezar la candidatura del espacio, donde se perfilan la diputada Leila Lloyd Jones y los concejales Héctor Castillo y Lorena Alcalá.

En las últimas semanas, según trascendidos, Castillo buscaría posicionarse como el principal candidato de Maderna, en detrimento de las intenciones de sus “compañeras”. Ese movimiento también generaría malestar en los grupos que rodean a Lloyd Jones y Alcalá, al observar que el concejal – haciendo gala de su “fidelidad” – obstaculizaría sus aspiraciones. No obstante, aunque piden pista, es sabido que ninguna mueve el termómetro ni cuentan con grandes apoyos territoriales.

Polarización y ausencia de recursos

Por su parte, la campaña de Mac Karthy avanza en un solo objetivo: tratar de interpelar a los “adherentes” de Massoni a través de un discurso de “orden” y “seguridad” que empieza a generar cierta preocupación al exministro de Seguridad.

Sin embargo, en el círculo que acompaña al exvicegobernador van aumentando las tensiones en relación a la falta de recursos. Hace pocos días, un estrecho colaborador le comentó a Mac Karthy que se estaba volviendo imposible avanzar en las recorridas en los barrios porque “nos piden de todo”. “Sin recursos no vamos a sumar a nadie”, se habría despachado el “operador” territorial.

Pero ¿qué hay de los “fondos” que podrían llegar del “acuerdo” con el madernismo? Por ahora, todo es silencio sepulcral y más de uno desconfía que el pacto suscrito con Maderna llegue a buen puerto. “Nos va a traicionar”, se escucha reiteradamente.

En ese marco fue que llegó la exposición pública de la vicepresidente del PJ, Florencia Papaiani. La excandidata a intendente habría aceptado salir en respaldo del candidato del Frente Peronista (que a su vez es su pareja) ante la insistencia de una reconocida figura local por el estancamiento que transita la campaña de Mac Karthy. La situación habría incomodado a Papaiani por el delicado momento personal que atraviesa; algo que - con desgano - aceptó.

El bunker “K”: entre los acuerdos y el hermetismo

En el sector kirchnerista, la campaña parecería estar orientada en dos frentes: por un lado, mostrar la militancia en movimiento por el territorio, mientras que el candidato se muestra preocupado por la crisis de Trelew. Es que con el desconocimiento que tiene Coliñir dentro de los votantes, parecería ser un acierto salir a recorrer los barrios; un elemento que aprovecha el candidato “K”, ante el posicionamiento y la gran imagen negativa que poseen algunos de sus virtuales competidores.

Pero lo que sorprende del bunker kirchnerista es el silencio con que se manejan. O tienen “números” que los mantienen tranquilos, o especulan con algún apoyo explícito de Cristina Kirchner.

Sin embargo, ese hermetismo jamás es total. En las últimas horas trascendió información sobre algunas “tensas” discusiones dentro del grupo cercando a Coliñir vinculado a los posibles acuerdos para seguir sumando sectores. Una reconocida dirigente local propuso entablar “diálogo” con Maderna para acordar reglas de juego y contener parte de su militancia. Ese planteo derivó en un acalorado debate con otros colaboradores que rechazaron la propuesta y optan por aceptar el pedido de reunión que hiciera un dirigente para acercar posiciones con Mac Karthy, que avanza desgastado en su campaña. O directamente desechar el camino de alianzas, manteniendo la posición de construirse como la “renovación” y sostenerlo hasta las últimas consecuencias.

La rosquita justicialista

Dentro del entorno del intendente Adrián Maderna, según los datos que manejan, la figura de Mac Karthy se estancaría, mientras que Coliñir empezaría a revertir el desconocimiento. Ese dato habría sido utilizado por el equipo de campaña del exintendente para lanzar una encuesta manipulada para golpear a los colaboradores del candidato “K”. La situación habría derivado en que el grupo de Coliñir respondiera acusando a un referente haber ido a Buenos Aires para pedir que el kirchnerista desista de su candidatura.

Te puede interesar