Abuelas de Plaza de Mayo anunciaron la restitución del nieto 131

Actualidad 23 de diciembre de 2022 Por Redacción Cerro 21
La organización lo comunicó en sus redes sociales. Se trata del hijo de Lucía Angela Nadín y Aldo Hugo Quevedo, secuestrados en 1977

abuelas-nieto-131-estela-carlotto-1
Pasadas las 15:30 de esta jueves, las Abuelas de Plaza de Mayo dieron a conocer la noticia sobre un nuevo nieto recuperado, el 131. A través de un comunicado, el organismo presidido por Estela de Carlotto convocó a una conferencia de prensa para dar más detalles sobre la historia.

“Con felicidad, anunciamos una nueva restitución de identidad y convocamos a medios de comunicación y periodistas a una conferencia de prensa hoy, jueves 22 de diciembre, a las 18 hs, en Casa por la Identidad, en el Espacio Memoria y Derechos Humanos, Av. del Libertador 8151, CABA, para dar a conocer detalles de esta historia”, anunciaron desde las redes sociales de la organización.

“Como si el fin de año se hubiera empeñado en cumplir deseos, luego de casi tres años, volvemos a celebrar el hallazgo de un nuevo nieto, el 131. Otra vez confirmamos que los casi 300 hombres y mujeres que viven con su identidad falseada están entre nosotros, y nos volvemos a ilusionar con un 2023 con más restituciones”, agregaron en el escrito.

Finalmente, en el encuentro con la prensa, De Carlotto expresó: “Es una muy buena noticia, que completa un poco el premio que tuvimos con el fútbol. Esto es más que eso para nosotros, es una muy buena noticia que nos despide el año como dándonos esperanza de los que faltan todavía”.

La titular del organismo afirmó que reina la “felicidad por el encuentro de un nuevo nieto” y a continuación leyó un comunicado: “Con profunda emoción, las Abuelas de Plaza de Mayo anunciamos la restitución de un nuevo nieto, hijo de los mendocinos Lucía Angela Nadín y Aldo Hugo Quevedo. Así, son 131 los casos resueltos a lo largo de estos 45 años de búsqueda”.

“La familia era Lucía, que nació el 13 de diciembre de 1947 en la ciudad de Mendoza, y Aldo, el 26 de noviembre de 1941 en la localidad de San Carlos, de la misma provincia. Su familia lo llamaba ‘Negro’ o ‘Negrito’. Se conocieron en la facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Cuyo y a los seis meses se casaron. Lucía era profesora de latín, francés y griego y trabajaba junto a Aldo en un taller de encuadernación en Mendoza. El matrimonio militaba en el PRT ERP, donde eran apodados como ‘Chiquita’ y ‘Dipy’. Luego de la detención de un compañero de trabajo, Nicolás Zárate, en mayo de 1976, Lucía, Aldo y Beatriz Corsino, compañera de Nicolás, se trasladaron a Buenos Aires. Entre septiembre y octubre de 1977, Lucía, embarazada de dos o tres meses, y Aldo fueron secuestrados en la ciudad de Buenos Aires junto a Beatriz aparentemente. La pareja permaneció detenida en el centro clandestino Club Atlético y El Banco. Por testimonios de sobrevivientes, pudo saberse que Lucía fue trasladada desde El Banco para dar a luz entre marzo y abril de 1978. Hay sospechas de que el parto podría haberse producido en la ESMA. Desde entonces no se supo nada más de la pareja ni del bebé”, detalló De Carlotto.


Enseguida, la vicepresidenta Cristina Kirchner envió un mensaje en sus redes sociales: “A pocas horas de la Navidad renace una vez más el derecho a la Memoria y a la Identidad: Abuelas volvió a encontrar un nuevo nieto, el 131. Enorme alegría y fuerte abrazo a esas mujeres ejemplo de lucha y humanidad”.

“¡Otro nieto recuperado por @abuelasdifusion! Es una alegría infinita cerrar el año de esta manera. Como dicen ellas, nos ilusionamos con que cada vez más hombres y mujeres puedan recuperar su identidad como los 131 que ya lo hicieron. Gracias por siempre, Abuelas”, se sumó Alberto Fernández.

La recuperación del nieto 130 había sido el 10 de junio de 2019. Tres días después lo presentaron en la sede de las Abuelas de Plaza de Mayo, en el barrio porteño de Monserrat. “Javier Matías Darroux Mijalchuck conoció su origen y hoy las Abuelas le damos esta enorme bienvenida para restituirle su derecho a la identidad y contribuir a la reconstrucción de su historia”, cerró su discurso De Carlotto, tras contar la historia del nieto. Sus padres desaparecieron en diciembre de 1977.

“Yo estaba bien con quien era y no me interesaba entrar en una búsqueda con resultado incierto, fue recién a fines de 2006 que me di cuenta de que había mucho egoísmo de mi postura” expresó Javier Matías, que agregó: “Tenía que ser consciente de que del otro lado podía estar buscándome un hermano, un tío, una abuela”.

A principios de abril de ese año se había dado la noticia de la recuperación de la nieta 129. “El encuentro de una nueva nieta, hija de Norma Síntora, secuestrada embarazada de 8 meses, y Carlos Alberto Solsona, con quien podrá finalmente abrazarse luego de casi 42 años”, relató de Carlotto en esa oportunidad.

Te puede interesar